17.12.08

Con o sin zapatos

Huntelaar ya se ha puesto las botas. Y ya no es un fichaje-lesionado del Real Madrid. Corre. Y diezsegundos después, es una de las figuras más fotografiadas, ovacionadas y admiradas. Mientras él ha decidido calzarse para paliar la crisis madridista, un periodista irakí ha lanzado sus zapatos contra George Bush. El reportero se ha convertido también en símbolo, en este caso, de la lucha contra la ocupación estadounidense de Irak. Es curioso pero cierto. Es absurdo, como pensaba ayer, pero real. Calzarse o descalzarse, ahí está la cuestión.

Pienso diezsegundos y descubro que haciendo una cosa o la otra, puedo ser "figura". Sí, puedo ser ejemplo. Tú, también. No es lo mismo quitarse los zapatos durante la comida que hacerlo antes de sumergir los pies entre las sábanas de tu cama. Las cosas que hacemos siempre tienen trascendencia.

16.12.08

¡Absurdo!

No sé qué me pasa pero estoy frenando diezsegundos. No puedo, me siento incapaz de pensar diezsegundos cuando leo, observo y analizo noticias como las siguientes: "Las comedias románticas made in Hollywood pueden estropear una relación amorosa", "Un periodista iraquí le lanza sus zapatos a George Bush", "El presidente de EEUU y su familia vuelven a protagonizar un vídeo para felicitar las navidades con el perro Barney y el nadador Michael Phelps", "Obama y Tuenti, los mejores de la web en 2008"... Absurdo... Si es que pienso, pienso eso, que es absurdo.
Según el Diccionario de la Lengua Española, absurdo es...
1. Contrario y opuesto a la razón; que no tiene sentido.
2. Extravagante, irregular.
3. Chocante, contradictorio.
4. Dicho o hecho irracional, arbitrario o disparatado.
Reconozco que no tengo paciencia para esperar diezsegundos a que alguna de estas noticias me convenza.

12.12.08

Cómo superar el síndrome bip-bip

Me estoy empezando a enfadar... pero, de verdad. Hace unos días, no me importaba. Hoy sí y mucho. No puedo pensar bien de mi teléfono móvil: antes me decepcionaba por momentos, ahora casi siempre. Y es que en dos días he pasado de la ilusión desbordante cuando se agita con un bib-bip al recibir un SMS, a la desconfianza más absoluta sobre qué va a ser lo próximo en aparecer en la pantalla.
A primera hora de la mañana, entre el desayuno galopante y la lectura de prensa, 2 bip bip. Y yo pensando y diezsegundos... antes de "abrir el sobre". Seguro que es Petra, que al final quedamos a las 7 en lugar de a las 6. Y el segundo bip bip, mi hermano: "Oye Ana, cómprame lotería. Te paso el dinero a tu cuenta. Gracias. Tq. David". Pues no, ni una cosa ni la otra. Ni Petra se va a retrasar ni mi hermano ha vuelto a insistirme con lo de la lotería. El primero era Midas, que me vendía unos neumáticos nuevos. El segundo, la Comunidad de Madrid, ofertándome una vivienda de protección por 389 euros al mes. Y yo pensando sin pensar, es decir, bloqueada y desconcertada.
¿Cómo sabe Midas que tengo coche y que tiene una rueda un poco floja? Y mejor todavía, ¿cómo sabe esta cadena de talleres que me voy de vacaciones 'ya'? Dice el SMS: "Este invierno, vayas donde vayas..." Y la Comunidad de Madrid, otro cantar. No es que quiera un piso... pero ¿cómo sabe que no tengo un euro y que hoy mismo lo he pensado? Aunque lo que buscaba era un garaje de protección oficial: ojala los inventen.
En fin, que he roto mi relación cordial-afectuosa incluso entrañable con mi aparatejo. Me voy a ir de vacaciones y escribiré como la antigua usanza... boli Bic, folio A4, sobre y sello con la estampa de SSMM El Rey u otro personaje que se haya colado en el cuadro.
Y el aparatejo, en la mesita de noche o en el bolso o encima del libro que voy a leer... pero nunca, nunca más, me va a volver a sorprender mirándole a los ojos, esperando ese SMS que menganito me va a escribir y que yo espero. A mi el móvil me ha hecho pensar sin pensar, es decir, me ha hecho padecer el síndrome del bip-bip. Y, ¿a ti? ¿Qué piensas?

11.12.08

Pensar yo, tú, el vecino y perro -si se ve con fuerzas-

"... A mí se me ocurren muchas tonterías, y en cuanto tengo confianza con la gente las digo. La cuestión es pasar el rato, y yo no quiero callarme una tontería que pueda divertirnos a todos para echármelas de hombre serio y sesudo. Mi nombre es Camba, y en el fondo yo soy un buen chico. Tengo un chaqué alemán, pero no tengo pedantería ni afectación ningunas......necesito que ustedes no me tomen nunca completamente en serio. Ni completamente en serio ni completamente en broma." Estas palabras las plasmó Julio Camba, uno de los mejores columnistas de nuestro país, en su primer artículo publicado en el diario ABC (8 octubre 1913). Me encanta leerlas, pensarlas y diezsegundos después, sentirme identificada con ellas. Vamos, que aprovecho su "talante" para hacerlas mías.
El objetivo de este blog es pensar diezsegundos. Pensar yo, pensar tú, el vecino, Yayi, perro -si se ve con fuerzas-, el que barre, la que estudia, la que prefiere ir en metro y no en bus, el que prefiere ir en bus y no en metro, el que utiliza pañuelo de seda, la que lo prefiere de papel... Aquí, a pensar tot el món -todo el mundo-. Y ahora que llegan las Navidades -más tiempo, más ganas, más ilusión-, qué mejor que darte un poco de tiempo... Pues eso, que en lugar de mirarte al espejo dos milésimas de segundo porque llegas tarde, porque te esperan, porque ya es la hora... mirarte diezsegundos. Y pensarás y muchas cosas... sin tomarte completamente en serio ni completamente en broma.

9.12.08

Gran Terapia de des-consumismo


"El otro día empecé la reunión de ventas con un paquete de pañuelos encima de la mesa, y les dije a mis comerciales: '5 minutos para llorar y luego empezamos. Estamos aquí para vender ilusión", recordaba hace un par de días un director comercial de una empresa de electrónica. La Federación de Usuarios y Consumidores ha pronosticado cuánto nos va a costar a cada ciudadano de a pie los regalitos, la lotería, las cenas, las copas, copitas y copones en las fiestas navideñas: unos 814 euros. Dicen que es poco y, por eso, los vendedores de iPhones, WifFi's, cámaras más grandes y más pequeñas, están nerviosos. Y se suenan los mocos: resultado del sofoco que provoca el fracaso, la impotencia y el des-consumismo de los españoles.
Toda esta sucesión de palabrejas me ha hecho pensar y diezsegundos y en muchas cosas. Al principio, agarrotada por el frío, medio acatarrada por los vientos huracanados del día de hoy, he pensado: "siempre hay que tener un paquete de pañuelos encima de la mesa, ¡qué hombre más agudo!" Ya después de entrar en el calor artificial que produce las paredes de mi trabajo, he pensado: "¡qué poco astuto es este hombre!" Pensando diezsegundos y aconsejada por mi imaginación, yo hubiera puesto encima de la mesa confetti y hubiera exclamado: "por fin, los españoles vamos a gastar menos porque no tenemos más... pero al fin y al cabo, gastar menos y disfrutar más". Digo disfrutar más porque el estrés de estar activando y desactivando los chismes electrónicos, reformándolos, maquillándolos para que parezcan tan nuevos como el recién estrenado por el vecino progre... no compensa. El año pasado, el día 31 de diciembre, pensé diezsegundos. Y me fui con unas colegas a pasar al día a la nieve sin esquís, accesorios y chaquetón ultramoderno... Sólo tres bolsas de basura gris oscuro que simulaban tres trineos. Y en una cuesta de la sierra, unas se tiraban y otras se reían. Y viceversa. Lo que parecía absurdo-ridículo-pedante, se convirtió en una gran terapia de des-consumismo fascinante. Un grupo de familias venezolanas hacían lo mismo o parecido, en otro rincón de la sierra.
Pues bien, pensando diezsegundos, no creo que nos venga mal esto que los expertos, jubilados, niños de 3 años y medio y madres muy madres llaman "crisis". Terapia des-consumismo: gastar menos=disfrutar más. ¿Tú qué piensas?

8.12.08

Me salvaron las Gallinas

Sí, lo sé. Llevo un par de días sin pensar lo pensado diezsegundos y estoy agotada. Pero voy a aprovechar mis días de baja temporal, para excavar en lo vivido y pensar diezsegundos. Creo que la mejor experiencia ha sido mi excursión a las Gallinas de la Yayi el sábado a las 8 de la mañana -me salvaron de la tentación de no pensar diezsegundos-.
Mientras pienso lo vivido, aprovecho este post para colgar estas declaraciones que, entre idas y venidas al Gallinero, me han forzado a pensar:
"Desde que empezó la guerra yo no había intervenido poco ni mucho en mi propia vida. Mi vida, los hechos de mi vida, se habían hecho sin mi, sin mi intervención. En cierto sentido cabía decir que yo los había presenciado, pero de ningún modo causado. ¿Quién, pues, o qué o cuál era la causa se mi vida que, siendo mía, no era mía?". Es una reflexión de Manuel García Morente, antiguo catedrático de Ética y decano de la Facultad de Filosofía y letras de la Universidad de Madrid. Yo... sigo pensándola y diezsegundos.

4.12.08

Una partida de tute inhumana


"Pese a todo, la partida continúa..." rezaba esta mañana un diario nacional. Y es que el mismo día del asesinato de Ignacio Uria, en la cafetería de siempre, con las cartas de siempre y el ambiente de siempre, sus compañeros de partida de tute fingían que jugaban. Y digo "fingían" porque después de pensar diezsegundos no creo que el hecho de que la vida continúe pueda provocar ipso facto la indiferencia, el pasotismo, la desgana de meter la cabeza entre las piernas y llorar... y jugar, sin más, con la misma intensidad, otra partida de tute.
"Continuaron con su rutina, con la única diferencia de que otro ocupó el lugar del asesinado", se destaca en el reportaje. Pienso diezsegundos y por más que lo intento no puedo imaginar a los amigos de siempre de Ignacio Uria sin alma, sin el eco de la bala que le atravesó la sien a su compañero, sin el recuerdo de la partida de ayer, sin dolor de estómago, sin la piel de gallina al comprobar y sentir que en la silla de siempre de la cafetería de siempre no está sentado el amigo de siempre. Necesito diezsegundos más para no montar en cólera y decido tenerlos. Hasta los perros pueden alterarse porque a su rutina le falta algo (un trozo de carne deshuesado, por ejemplo).
"La partida continúa..." Me viene otra vez esta frase a la cabeza. Y pienso: sí, la frase está bien. Es la disposición que debe tener el ser humano cuando algo le ha partido el alma. Pero deben transcurrir segundos de silencio, segundos de sentido... Somos humanos. Es la diferencia que tenemos con las cartas de la partida de tute: ellas, el día del atentado tenían los mismos rasguños, el mismo color y rostro de siempre... En cambio, la cuadrilla de amigos, las miraba cómo cuestionándose: y ¿ahora qué?

3.12.08

Pensando PAZ


ETA ha asesinado hoy (3-XII) de dos disparos en la cabeza al empresario guipuzcoano Ignacio Uria Mendizabal, de 71 años y responsable de una de las compañías adjudicatarias del tren de alta velocidad vasco ('Y vasca'). Diezsegundos después de que me llegara el comunicado, he pedido en silencio por la paz. Os animo a hacer lo mismo. Diezsegundos de silencio antes de que el ajetreo del día, de los medios de comunicación y de la vida, lo encuadren como un atentado más. Y ya después de pensar sobre pensado, os animo a colgar vuestros diezsegundos por la PAZ en este post.

El éxito de un cojo


Estoy pensando muy poco hoy o eso pienso. Aunque sí que he tenido diezsegundos para reflexionar sobre una declaración de Michel Salgado, jugador del Real Madrid CF. "Ya hasta los fichajes vienen lesionados". Lo ha confesado después de conocer que su club ha comprado al holandés Huntelaar medio cojo del pie izquierdo.

Dicen de él que es un goleador nato, de pura raza, un gran fichaje, el "cazador"... pero está lesionado. Diezsegundos después de pensar que era ridículo, he vuelto a pensar. El Real Madrid apuesta por un cojo para ganar la Champions y la Liga y todo lo que se tercie esta temporada. Pensado lo pensado: ¡está bien el gesto! Desde hace unos 3 años intento jugar a baloncesto: sólo lo intento, porque siempre me he quedado calentando el banquillo disfrazada de mascota. Mi problema nunca ha sido la cojera. Ha sido otra: confundo el alero con el salero. En fin, que este gesto 'diezsegundos pensado' me ha animado: calentar el banquillo no está mal. Ser cojo tampoco. Sobre todo, si apuestan por ti. El día que Huntelaar salga al campo promete una media de 5 goles por la escuadra. Yo, lo mismo, con los triples. ¿No te pasa a ti lo mismo?

1.12.08

¿Cómo pasear tranquila/o?


Una señora, con abrigo marrón y bolso de cuero negro, pasea por la Plaza de San Marcos, Venecia. Parece un paseo tranquilo. Es un paseo tranquilo. Y pienso diezsegundos y me extraña. La escena no se me va de la cabeza: está paseando sumergida en el agua: y a ella apenas le importa. Diezsegundos más tarde, después de haber recorrido media avenida madrileña un día como hoy -de nieve y mucho frío- tengo los dedos de los pies agarrotados. Vuelvo a mirar la imagen. Y me sigue extrañando. Pasea tranquila, solapada a su valija, como si alguien o algo le esperase al otro lado de la piazza. La crecida de la marea en Venecia, conocida como "agua alta", ha llegado hoy lunes a los 156 centímetros sobre el nivel del mar, un dato que no se registraba desde hace 22 años y que ha provocado la inundación de casi toda la ciudad. El alcalde, Massimo Cacciari, ha pedido a los ciudadanos que se muevan lo menos posible. El transporte público ha estado suspendido durante varias horas. Pero pese a todo, la mujer pasea tranquila.
Diezsegundos después, con los dedos ya habilitados, sigo sin entender cómo soporta caminar mojada con tanto tesón hacia su destino. Aunque, pensando lo pensado, conozco a gente, que se moja por lo que cree... y no le importa. ¿Lo nota? Sí. Pero tira para delante, con el cuello erguido. Véanse personajes tan variopintos como Miguel Indurain, mi madre, Rafa Nadal, Yayi, Juan Pablo II, el quiosquero de la esquina de casa, Ryszard Kapuscinski, el vendedor ambulante de kleenex de Arturo Soria... Este último, en la misma carpeta que protege la mercancía, tiene enmarcada una foto de su hija: rumana, ventitantos, estudia en la universidad. Él cree en ella.

28.11.08

Los calcetines de Aguirre


Esta mañana, una colega me ha enseñado una portada de un diario nacional y ha exclamado: "¡Mira, mira, Aguirre con calcetines!". Y yo he mirado, observado y diezsegundos después... analizado la foto. De camino al trabajo, me he sorprendido pensando si estará o no de moda eso de vestir calcetines con zapatos de tacón y falda a media rodilla. Y diezsegundos después de pensar que ni loca me los pondría, me he sentido mal. Me he sorprendido frivolizando sobre las minucias que decoran un acontecimiento brutal como es el de un atentado, como es la muerte. Esperanza Aguirre ha sido una víctima más y una afortunada más. Pero como personaje público, ha posado antes las cámaras, ante el mundo, sin peinar y remediar la tensión en sus mejillas, la humedad en sus ojos... Y esa escena, a mi, personalmente, me ha ayudado a olvidar los calcetos fruncidos sobre sus gemelos y pensar diezsegundos la vida, la muerte... y muchas cosas más. Muchas veces es irremediable mirar los calcetines, ¿verdad?

26.11.08

Boquiabierta y despierta, por favor


Tenía yo cuatro años y medio. Después de un ajetreado día, mi madre me llevó a casa de los yayos. No recuerdo qué comí. Pero sí, que después de comer, me quedé dormida, recostada en el sofá viejo. Yayi me cogió en brazos y me acostó en su cama: que la niña duerma la siesta. Después de, no recuerdo cuanto tiempo, me despertaron los gritos de la televisión. Mis hermanos: mirándola boquiabiertos. Y yo, después de acicalarme un poco, me puse al lado, y abrí la boca para parecer tan asombrada como ellos. Era la primera vez que veía "Barrio Sésamo". O la primera vez que recordaba haberlo visto. Hoy, leyendo la prensa, he pensado y diezsegundos en esta serie norteamericana. Se estrena en Madrid "El show de Barrio Sésamo", que recala en la capital del 26 de noviembre al 14 de diciembre. Pienso que puede estar bien. Después de todo, esta serie exitosa en los años 70 y 80, fue la última en bailar a solas... Y hoy, a esa misma hora, la parrilla de las cadenas ha optado por difundir otros productos: la telenovela española "Amar en tiempos revueltos" (TVE), el documental "El pulpo del volcán" (TVE2), la serie "Lalola" (A3), el programa "Fama" (Cuatro), el reality "Gran Hermano" (T5), el programa de humor "Sé lo que hicisteis..." (La Sexta), etc. Pienso diezsegundos, vuelvo a recordar aquella escena con mis hermanos y decido, a conciencia, no volver a dormir la siesta o, al menos, no despertarme con los gritos de la "caja tonta".

Tres i-relatos de un genio "descabellado"

Steve Jobs es el "jefe" de Apple. El inventor del Mac, del iMac, del iPod, del iPhone... y de todos los i-artilugios habidos y por haber que tienen el sello de la manzana mordisqueada. Pues bien, yo pensaba que era un tipo soberbio, terco, poco leal... hasta que ví este vídeo y pensé diezsegundos. Es un discurso que ofreció en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford en 2005. Arranca así:
"Tengo el honor de estar hoy aquí presente en la ceremonia de graduación de una de las más prestigiosas universidades en el mundo. A decir verdad, esto es lo más cerca que estuve jamás de una graduación universitaria. Hoy deseo contarles tres relatos acerca de mi vida. Eso es todo. Nada del otro mundo. Simplemente tres relatos".


video

25.11.08

Pensando sin pensar

Buenas y tardes. Porque son las 18.22 y todavía no he pensado nada. Dadme diezsegundos y escribiré un post. Tengo en la cabeza muchas cosas. Os dejo con algo, para que empecéis a pensar. Mañana os cuento un poco. Steve Jobs, en la Universidad de Standford, confesó ante millones de universitarios: "La verdad sea dicha, yo nunca me gradué". Y, de ese modo, hoy Jobs lidera la multinacional Apple, su gran invento, una revolución de masas. ¿Cómo lo hizo?

24.11.08

¿Qué tiene Nadal...? II Parte


Pensando en lo pensado el viernes, primer día de la final de la Copa Davis, creo que debo felicitar al equipo español que, sin Nadal y con Nadal, han ganado la Ensaladera -ya va la tercera-. "La armada invencible", se ha dicho hoy en la prensa. Desde Manacor, Rafa, modesto como siempre ha confesado: "Se ha demostado que yo sólo soy un jugador más". Pero ninguno le ha querido quitar mérito: Nadal ha estado en la Final. Lee y piensa:


- "La baja de Nadal fortaleció a los españoles, que aprovecharon nuestros fallos", Alberto Mancini, Capitán de Argentina

- "Hay que recordar el importante papel de Nadal aunque no esté", Feliciano López

- "Es también de Robredo, Almagro y Rafa, que tantos puntos nos dieron", Sánchez Vicario


Mi plato del Domingo


Siento el retraso, ayer pensé demasiadas cosas y diezsegundos y me faltó tiempo para teclearlas, para compartirlas. De todo lo pensado, me quedo con esto: un plato de paella a las 14.15. Y yo sentada enfrente. Después de engullir, saborear cada grano de arroz... me quedo pensativa: ¿cómo es posible que una comida me recuerde tanto? Dicen que eso me pasa porque no soy perro, es decir, porque soy ser y humano -las dos cosas juntas-. Y es que para un perro, una pelota siempre será eso, un trozo de goma. Para mi, en cambio, puede ser nada o todo. Lo mismo me pasó ayer con el arroz. Pensé diezsegundos y pensé muchas cosas: en mi Yayi -siempre me la ha preparado-, en mi -siempre la he comido-, en la de al lado -¿le estará gustando?, en Valencia -mi ciudad natal-, en yo en Madrid -mi segunda cuidad natal- , en mi hermano cocinero -qué orgullo-, en mi sobrina de 12 meses y medio -cuándo podrá probarla-, en mis 26 años que, por cierto, ya he cumplido pero todavía no he pensado ni digerido. ¿No os pasa lo mismo? Hay cosas que son todo o no son nada, ¿verdad?

21.11.08

¿Qué tiene Nadal...? I Parte


Estoy pensando que no vamos a ganar la final de la Copa Davis. Desde hoy viernes hasta el domingo el tenis español se enfrenta al argentino en Mar del Plata. "Vamos España. ¡¡¡Podemos!!!", así ha animado Rafa Nadal al resto de sus compañeros. El número 1 del tenis mundial se queda en la retaguardia, en España. Y sigo pensando que no vamos a ganar o quizás sí, pero que falta algo. No sólo un revés perfecto, una resistencia admirable y una concentración inmune a moscas, mosquitos y moscones... Falta su modus operandi: la pasión, la audacia, el respeto, la constancia, la fortaleza y la ilusión. Este fin de semana todos quieren ver a Rafa en la melena de Feliciano López, la sonrisa de Fernando Verdasco y la experiencia de David Ferrer. Y no lo van a ver. Aunque estoy pensando que podemos ganar: "We can"! A distancia, Rafa, está presente. Y el propio reto de los españoles, ganar sin él, es lo que les puede coronar. Es curioso, ¿verdad?

Un mantel con migas


Este es mi primer post en el blog de diezsegundos. Pensar quizás no sea lo que mejor hago. Pero lo hago y todos los días y diezsegundos. Siempre me ha ido bien. Don Sentido Común y Doña Inspiración, entre otros, se despiertan cuando mi secundero toca los diez, ni antes ni después. Y creo que así le sucede al 96% de los seres humanos. Pues bien, esta mañana he pesando diez segundos mientras conducía hacia el trabajo. Una señora, de unos 79 años, desempolvava un mantel al viento en el balcón de su casa. Al principio, pensé: “¿Suicidio no asistido? ¡Qué faena!” Después de contener mi mal pensamiento, me dí cuenta que sólo quitaba las migas de su mantel. Y es que a los 79 años, a una sólo le queda eso: un mantel con migas después de un desayuno sobrio, con pan duro y poleo hirviendo, frente al televisor. En ese momento de la vida, todo lo que has hecho, has conocido y has sido… ya lo has hecho, lo has conocido y los ha sido. Es sorprendente, ¿verdad? Esto es lo que he pensado hoy. Y muchas cosas más.